Inicio > cine, literatura, vídeos > Ciegos que, viendo, no ven

Ciegos que, viendo, no ven

“Hay novelas que después de ser leídas continuarán iluminando túneles en la conciencia, abriendo puertas de habitaciones a las que no nos habíamos asomado pese a estar dentro de nosotros”

Juan José Millás

Cuando me enteré de que, tras muchos años negándose a ello, José Saramago había decidido que ‘Ensayo sobre la ceguera‘ era merecedora de una versión cinematográfica, me acerqué a una librería y compré la novela. La había leído hace años, cuando era un lector casi en pañales, así que apenas si me acordaba de la misma. Sin embargo, conforme avanzaba mi voraz lectura, las imágenes acudieron, vívidas, a mi memoria: la barbarie humana, las miserias de la humanidad, el pesimismo reflexionado de Saramago que se revestía en una obra bestial, desgarradora, inmortal.

Para muchos la mejor obra de su carrera literaria, la novela relata la historia de una “ceguera blanca” que se propaga por la ciudad, por el país, por el mundo. Los ciegos, internados en cuarentena o dispersos por la ciudad, se enfrentarán a la voluntad primigenia de la especie humana: la supervivencia. El maestro de Azinhaga nos alerta con esta alegoría de “la responsabilidad de tener ojos cuando otros los perdieron”. Saramago reflexiona sobre la sociedad contemporánea, sobre lo contingente de las relaciones sociales, todo ello desde una visión lúcida y, en cierto modo, compasiva. Una obra pesimista con unas pinceladas de esperanza. Una obra, en definitiva, de un maestro de la literatura.

En ocasiones la novela trasciende lo meramente literario para convertirse en una cátedra de filosofía, un libro empedrado de perlas para el recuerdo, de diálogos memorables, de situaciones aterradoras que nos hacen reflexionar hasta la extenuación. Resulta curioso, pero no falta quien resta méritos a este Premio Nobel dada su ideología comunista; de hecho, no faltará quien vea en ‘Ensayo sobre la ceguera’ una parábola del comunismo, pues la obra también relata la historia del guía que, capaz de ver, muestra el camino correcto a la masa ciega.

Más allá de consideraciones de fondo, cabe decir que el estilo de Saramago alcanza en esta novela cotas insospechadas. No sabemos muy bien dónde tienen lugar los hechos y ni siquiera conocemos los nombres de los protagonistas; tal vez Saramago pretendía con ello dotar a su libro de un carácter universal. Sin embargo, esto hace aún más atractiva la narración del genio portugués, a veces nana infantil, otras veces letanía bíblica. Cerca del realismo mágico y de la ciencia ficción, don José nos brinda un catálago de temas personales, sociales, morales, universales.

Resulta realmente difícil extraer conclusiones de una novela que no pretende alcanzarlas. En ‘Ensayo sobre la ceguera’ encontramos una visión realista y conmovedora del hombre y su relación con el entorno en calidad de animal. No hay cinismo en ello, sólo sabiduría, años de vida y de experiencia. ‘Ensayo sobre la ceguera’ merece ser leída y releída, reflexionada durante días.

Debo decir que al terminar la novela vi la película de Meirelles, titulada ‘A ciegas’, nombre que por otra parte no hace justicia al libro. Parece que a Saramago no le gustó el resultado, aunque la cinta es bastante fiel a la novela, por no decir demasiado. Siempre pensé que una adaptación cinematográfica de esta obra no funcionaría, de hecho la atmósfera de la cinta se hace por momentos insoportable.

Lo único cierto es que el libro supera, con creces, la película, y siento parecer tópico. Es algo que suele suceder y que, en el caso que nos ocupa, se hace demasiado patente. Solemos decir que una imagen vale más que mil palabras y, sin embargo, casi siempre afirmamos que el libro es mejor que la película. Qué cosas tiene el ser humano, que se lo digan a Saramago.

Trailer de ‘A ciegas’, de Fernando Meirelles

Anuncios
  1. karito sanchez l
    octubre 27, 2009 en 12:57 am

    mi critica personal esque es una obra de ficion lo cual se asemeja a la realidad yalocotidiano de nustra vida dia.

  1. septiembre 26, 2009 en 4:10 pm
  2. noviembre 4, 2010 en 8:04 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: