Inicio > música, vídeos > El ‘cinéma vérité’ de Arcade Fire

El ‘cinéma vérité’ de Arcade Fire

“Between the click of the light and the start of the dream”

No cars go, Arcade Fire

A veces parece que no hay vida más allá de Coldplay, U2 o The Killers. Pero nada más lejos de la realidad: el panorama musical internacional se jacta de contar en su haber con grupos que demuestran que en ocasiones poco es mucho. Baltasar Gracián ya lo avisaba: lo bueno, si breve, dos veces bueno. Tal es el caso de Arcade Fire, un grupo que ha llegado a lo más alto refugiándose en los valores clásicos del rock & roll.

Los chicos de Montreal, con apenas dos discos y menos de 30 canciones en su discografía, se han convertido en uno de los grupos de pop rock e indie rock más relevantes del planeta. El cantante y guitarrista Win Butler y la cantante, acordeonista y teclista Régine Chassagne componen el alma de Arcade Fire, una numerosa banda cuyos conciertos y discos constituyen auténticos collages emocionales, plenos de música  épica, pasional, a veces dramática, siempre genial.

Todo ello y mucho más se aprecia en ‘Miroir Noir’, un documental de 70 minutos que narra las peripecias de su gira ‘Neon Bible’, el segundo y último trabajo de los canandienses, publicado en 2007. El documental, rodado por ellos mismos, es un monumento al ‘cinéma vérité’ que tanto idolatran; cámara al hombro y adelante. Conciertos apoteósicos, hoteles, ensayos, camerinos… Las bambalinas de los Fire se sustancia en este ‘Espejo Negro’.

El documental se puso a la venta vía Internet en enero y hoy sale en DVD. Pero la mejor noticia para los amantes de los canadienses es que para este año se espera el tercer álbum de estudio de Arcade Fire. Por fin tendremos aquí de vuelta esos instrumentos tan poco frecuentes en una banda de rock, los violines, violonchellos, ukeleles, mandolinas, pianos o xilófonos. Porque hay mucha, muchísima vida más allá de Coldplay y demás.

Extracto de ‘Miroir Noir’

Anuncios
  1. Taxman
    abril 8, 2009 en 10:47 pm

    Gran artículo de nuevo, esta vez sobre una de esas bandas extrañas, únicas y grandiosas en su capacidad de absorber, empaparse y adaptarse a sus numerosísimas influencias. A mi su aclamadísimo “Funeral” me dejó un sabor agridulce, quizás demasiadas expectativas (si el mismo Bowie dice que es el disco del siglo…), para un conjunto de canciones que se balancean entre lo genial y lo pomposo. Pero con “Neon Bible” recojo mis palabras y me arrodillo ante un grupo de personas capaz de construir un disco tan redondo y intermitentemente magistral. Pocas veces una canción me ha llevado al clímax que me ofrece “Intermission”, doy gracias a ellos todas y cada una de las veces que escucho “No cars go” (la mejor de su repertorio) y aún me asfixio en el laberinto de emociones hipnóticas de “My body is a cage”. Espero ansioso la tercera entrega. Salud y buena música.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: