Inicio > literatura, vídeos > El engranaje perfecto de Gabo

El engranaje perfecto de Gabo

“No hay ni una sola línea en ninguno de mis libros que no tenga su origen en un hecho real”

Gabriel García Márquez

En el año 1970 García Márquez anunciaba en una entrevista que no escribiría más novelas, sino que se dedicaría a escribir cuentos y reportajes novelados. Y precisamente como reportaje novelado está concebida la celebérrima ‘Crónica de una muerte anunciada’, novela publicada en 1981, sólo un año antes de que el genio colombiano recibiera el Nobel. ‘Crónica…’ tal vez sea la obra más “realista” de García Márquez, ya que tiene su origen en un hecho histórico acaecido en su tierra natal durante su infancia. Así pues, la obra requirió un largo proceso de maduración: nada menos que 30 años.

Varias trabas dilataron la producción de la novela. Como hemos dicho, el tema central de la obra es real: el crimen sobre el que gira toda la trama tuvo lugar en 1951 y, al estar su familia relacionada con el mismo, prefirió no involucrarla hasta pasado un tiempo prudencial. Gabo también hizo frente a trabas de índole literaria que no se solventaron hasta que encontró el enfoque narrativo-técnico más adecuado.

En efecto, cuando empieza la novela Santiago Nasar ya está muerto, pues sabemos que los hermanos Vicario le van a matar para vengar el honor ultrajado de su hermana Ángela. Por tanto, el eje sobre el que pivota la obra es la muerte del protagonista, muerte despojada de todo suspense desde la primera frase: “El día en que lo iban a matar, Santiago Nasar se levantó a las 5:30 de la mañana para esperar el buque en que llegaba el obispo”.

Los cuatro capítulos restantos completan el crimen desde distintos puntos de vista, a modo de crónica periodística llevada a cabo 27 años después del asesinato por un narrador omnisciente antaño amigo del muerto: Gabriel García Márquez. Triunfa de este modo la estructura de crónica que Márquez aprendió durante sus años de labor periodística, una crónica que en este caso se convierte en un juego de espejos donde el narrador pasa alternativamente de reportero a personaje de la tragedia. Se podría decir que ‘Crónica…’ es una suerte de novela policíaca en donde el mayor mérito de Márquez reside en mantener en vilo al lector a pesar de que éste conozca el final de la historia.

En una primera aproximación la novela puede llevar a confusión por sus divergencias con las anteriores obras del autor colombiano. Sin embargo, si buceamos en el alma de ‘Crónica…’ vislumbramos sin dificultad las constantes vitales que laten en la producción de Márquez. Tal es el caso de la muerte, tema que aparece hasta en el título del libro. A Santiago Nasar, feliz, inconsciente y tal vez inocente de toda culpa, le persigue la muerte; paradójicamente, sólo en el quinto capítulo tendrá conocimiento de ello. Es el lector quien se siente hasta cierto punto agobiado por la inminencia de la muerte.

De este modo, Márquez denuncia con fuerza la violencia que los hermanos Vicario se ven obligados a ejercer para vengar el honor mancillado de su hermana, quien supuestamente había sido desvirgada por Santiago Nasar. Se critica de igual modo el papel subordinado de la mujer y, en general, a la sociedad machista iberoamericana, machismo al que las propias mujeres contribuyen con sus actos, pues son ellas quienes imponen hasta cierto punto a los hermanos Vicario su actuación violenta.

Pero el tema estrella de ‘Crónica…’ es la fatalidad. Resulta curioso el afán con que los hermanos Vicario anuncian a diestro y siniestro sus intenciones de matar a Nasar, pues en su fuero interno no quieren hacerlo. Pero la fatalidad lo impide; era su destino. Todo el pueblo sabe que van a matarlo y, en verdad, nadie lo desea, pero una serie de circunstancias increíbles favorecerán la ejecución del crimen. Uno de estos acicates es la soledad de sus personajes, encarnada ésta en la madre del muerto, Plácida Linero. Es la soledad y la falta de comunicación entre los personajes -tema por antonomasia en la obra de Márquez- la que conduce a la muerte sin remisión en una analogía preciosa.

La novela está empedrada además de multitud de elementos comunes a la narrativa del colombiano, como son el valor premonitorio de los sueños, los presagios funestos, las fiestas excesivas que ya aparecían en ‘El otoño del patriarca’, etc. Además, el tiempo cíclico, tan recurrente en la obra de Márquez, aparece en este caso descompuesto en cada uno de sus momentos para ser posteriormente compuesto en un engranaje perfecto, en una obra de orfebrería digna de un maestro de la literatura.

En efecto, al inicio de la novela ya sabemos que Santiago Nasar va a morir -de hecho, ya ha muerto-; sin embargo, el libro terminará en el preciso instante en que Nasar es asesinado. Es ese tiempo cíclico el que dota a la obra de una complejidad sin precedentes: la coexistencia de varios planos temporales -pasado, futuro y presente- y la relación entre precisión y vaguedad hacen que el tiempo fluya de forma alineal, circular y caótica, con constantes retrocesos, anticipaciones, elipsis…

García Márquez parecía haber tocado fondo como novelista, pero con ‘Crónica…’ nos brindó otra nueva joya que le valió, sólo un año más tarde, la concesión del Nobel de Literatura más merecido. Márquez logra un nuevo cauce expresivo y literario, una nueva forma de captar la realidad y la sociedad iberoamericana, todo ello en una obra inmortal, tan inmortal como el resto de su obra, pues es más que probable que estemos hablando del mejor novelista en castellano del siglo XX.

García Márquez habla sobre ‘Crónica de una muerte anunciada’

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: