Inicio > cine > Mucha pólvora y pocas nueces

Mucha pólvora y pocas nueces

“Me gusta el béisbol , el cine , la ropa buena , los coches rápidos y tú. ¿Qué más quieres saber?”

Johnny Depp, Enemigos Públicos

Algunos pseudocríticos que emplean el castellano a la ligera la han llegado a tildar de “obra maestra”. Pero, entonces… ¿Qué es El Padrino, o Uno de los nuestros? Pataletas de la crítica. Hablo de Enemigos Públicos, lo último de Michael Mann. Mucho se esperaba de este metraje: Depp, Bale y Cotillard, con Mann en la dirección, en una película de gángsters ambientada en los años 30. ¿Apetecible, verdad? Bien, pues al final se quedó en un mamotreto largo como un día sin pan, aburrido, insípido, olvidable. Los ingredientes tenían buena pinta… Pero la comida se quemó. Hasta la reciente American Gangster, de Ridley Scott, supera de largo la última milonga de Mann.

Es una cinta sencilla, por no decir facilona, lineal, para la gran masa, esa masa gris que agolpa la sala de cine ansiosa de algo… Algo que al final no encuentra. Pero lo mejor de todo es que luego viene el crítico de turno a perjurar que incluso podemos encontrar segundas lecturas. Váyase usted a freír espárragos. También dijeron que el personaje de Depp era el Robin Hood de la Gran Depresión, pero que yo sepa Robin Hood llevaba medias y robaba a los ricos para dárselo a los pobres, no para gastárselo en coches y putas. Que no nos cuenten historietas, por favor; ya estoy harto de ese tipo de promociones troleras.

No quiero ser ventajista, pero sólo hay que imaginar lo que habrían hecho directores como Scorsese, por poner un ejemplo, con estas mieles. Sin embargo, en manos de Mann la cámara se mueve tanto durante los primeros minutos que a la media hora ya tienes ganas de vomitar y te la trae al pairo que le peguen un tiro en la sesera al tal Dillinger; es más, lo deseas fervorosamente, o al menos yo lo deseé. Le recomendaría a Depp que no se separe mucho de la vera de Tim Burton, y eso que no soy yo su mejor valedor.

Aun así, para mi gusto es precisamente Depp el único que salva los muebles; siempre he dicho que este tío tendría que tener un Oscar desde hace muchos años. El pobre Bale es un figurante de apariencia impasible que capitanea al atajo de inútiles que dan caza a Dillinger, mientras que la Cotillard hace de mujer florero supuestamente valiente pero llorona. Los personajes están desenfocados, mal construidos o mal ejecutados, no nos importa nada lo que hacen, no corremos miedo por sus vidas porque, sencillamente nos dan igual.

Luego está lo del formato digital. Para muchos el mayor acierto de Mann consiste en introducir esa apariencia moderna típica de él en una película de época. Yo no me incluyo entre estos. Eso queda bien en Collateral, pero no aquí. Para mí ver Enemigos Públicos fue como visionar el vídeo de matrimonio de mi tío. Eso sí, hasta en los peores sitios crece la hierba y, según la regla, la cinta tiene varios momentos destacables en los que despiertas de tu letargo. Así sucede en las escenas de acción, por ejemplo, o en la escena final a la salida del cine.

Decía Coppola que en una buena cinta hay que colocar lo mejor al final y lo segundo mejor al principio. En eso cumple Mann. Pero todo lo demás es paja, diálogos vacíos, el páramo yermo de una película que lo mismo da no ver porque no deja apenas poso o, al menos, no el poso que se presuponía. Una buena promoción y un cartel de lujo han llenado los cines de gente que, en su mayoría, buscaba algo más. Mucha pólvora y pocas nueces para un trabajo del que se esperaba muchísimo y que, finalmente, ha acabado en el cementerio de los proyectos desaprovechados.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: