Inicio > cine > El desgarrador grito de Michael Corleone

El desgarrador grito de Michael Corleone

“Cuando vienen, vienen a por lo que más quieres”

Michael Corleone, El Padrino III

Sólo por la secuencia final El Padrino III se hizo un hueco por derecho propio en la historia del cine moderno. El broche de la trilogía flojea con respecto a los dos metrajes anteriores, eso es algo palmario, pero el clímax final todavía me sacude la memoria de vez en cuando. Y es que el Padrino III no es sino el declive y muerte de Michael Corleone. Digo muerte en todos los sentidos: muerte moral y física. Michael es un hombre viejo y atormentado por su pasado, al más puro estilo “shakesperiano”, pero sabe que no es posible su redención. Perdió a su mujer y a sus hijos, ordenó la muerte de su propio hermano…

Pero a Michael le espera algo peor que la muerte a la salida de la ópera. Su hija Mary acerca para hablar con él justo cuando el asesino a sueldo aprieta el gatillo. Michael sólo resulta herido. Su hija Mary muere en sus brazos. Decía Coppola que durante años tuvo pesadillas con la muerte de su propio hijo. Así las cosas, la muerte de su propia hija en la ficción (Sofía Coppola interpreta a Mary Corleone) le sirvió para exorcizar su propio pasado; la ficción que redime la tragedia personal. Parece el destino. Desde entonces Coppola duerme a pata suelta.

Desde entonces fue Michael Corleone quien convivió con la culpa. Así es como asistimos impávidos a la agonía de Michael, al grito más desgarrador de la historia del cine en un plano que te rompe por dentro, que todavía a día de hoy me pone los pelos como escarpias. No oímos el grito, lo cual lo convierte en un sollozo aún más personal, más desgarrador. Finalmente nos llega el sonido, y sí, es un grito de ultratumba; es el grito de un muerto vivo.

Coppola cumple a rajatabla su regla de dejar siempre lo mejor para el final. Es entonces cuando vemos a un Michael a las puertas de la muerte, sentado en un patio de su Sicilia natal. Han pasado muchos años; no sabemos qué ha ocurrido durante los mismos, pero nos imaginamos sin dificultad el tormento que ha vivido. Un castigo en vida. Y es entonces cuando Michael se desploma en el polvo del suelo.

Anuncios
  1. eduardo
    mayo 9, 2010 en 12:37 am

    lo mejor me encanto tu resumen felicidades

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: