Inicio > cine, tráiler, vídeos > ‘Alicia en…’ – Ni cuervo, ni escritorio

‘Alicia en…’ – Ni cuervo, ni escritorio

“Siempre se llega a alguna parte si se camina lo bastante”

‘Alicia en el país de las maravillas’

¿En qué se parece el cine de Disney al de Tim Burton? No sé si se parece tanto como un cuervo a un escritorio, pero de lo que no me cabe duda es de que los universos de Burton y Lewis Carrol son afines. El director de Burbank es uno de los más prolíficos y personales que habitan el mundo del cine, y por todos es conocido su gusto por la fantasía, lo grotesco y lo tétrico. No hacía falta ser físico nuclear para caer en la cuenta de que el universo de Carrol, con su sombrerero chiflado, su escrupulosa Reina Roja o su conejo con chaleco entronca directamente con la región que pisa el director de ‘Pesadilla antes de Navidad’.

Sin embargo, el proyecto más esperado por los seguidores de Burton ha quedado en una película menor dentro de la filmografía de Burton. Vemos el sello de su director en la estética victoriana tipo ‘Sleepy Hollow’ o en ese Johnny Depp largamente maquillado que recuerda al de ‘Charlie y la fábrica de Chocolate’, sólo que un poco más zumbado si cabe. A pesar de ello, da la sensación de que priman los intereses de la Disney sobre los de Burton, dando como resultado una película más comercial de lo que cabría esperar. Tanto es así que el guión ni siquiera es de Burton, sino que éste se limita a pintar El País de las Maravillas con su poderosa e imaginativa paleta de colores.  Un País en el que Alicia ya no es una niña, sino una adolescente casadera que realiza un viaje hacia el reino de la madurez.

Eso sí, Alicia tiene cosas admirables, como su capacidad para impresionarte visualmente, la genial interpretación de Helena Bonham Carter como la Reina Roja o la hipnótica banda sonora, como siempre, del genial Danny Elfman.  Sin embargo, Alicia también tiene lo peor del cine de Burton, vicios que el propio director intenta ocultar con su enérgica imaginación visual. La película impresiona por momentos, pero se hace más común a medida que avanza. Alicia entretiene pero es irregular, gusta pero se olvida fácilmente. Me pregunto en qué punto se encuentra la carrera de Burton, si acaso ya no le quedan cosas que contar.

Al final perdura la sensación de que Burton y Alicia podrían haber dado muchísimo más de sí. Caigo entonces en la cuenta de que Burton dirigió ‘Eduardo Manostijeras’, ‘Big Fish’ o ‘Pesadilla antes de Navidad’. Un magisterio cinematográfico tan grande bien vale toda una vida rendido a sus pies, aunque sigamos sin saber en qué se parecen un escritorio y un cuervo.

Anuncios
  1. abril 24, 2010 en 11:57 pm

    Estoy de acuerdo con tu crítica, la verdad. Pero…también es cierto, que creo que soy de las pocas personas, que intenta sacarle las cosas buenas a la película. Y una de las cosas que tiene, es que sigue apostando firmemente porque el espectador se evada y crea que la imaginación no ha muerto.

    Saludos!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: