Inicio > literatura, relato > ‘El asedio’ – Una partida peligrosa

‘El asedio’ – Una partida peligrosa

La maldita España rebelde reducida a una isla inconquistable”

‘El asedio’

Foto: publico.es

Cádiz, 1811. España lucha por su independencia mientras en Cádiz se juega una partida de otro tipo. Mujeres jóvenes aparecen desolladas a latigazos por una especie de Jack el Destripador a la española. Curiosamente, en cada lugar, antes del hallazgo del cadáver, ha caído una bomba de artillería francesa.

A lo largo de más de 700 páginas seguiremos los avatares del policía Rogelio Tizón en busca del despiadado asesino. Este mítico comisario de Vagos y Transeúntes vertebrará el resto de tramas.

Esta vez Arturo Pérez-Reverte (Cartagena, 1951) viaja al sitio de Cádiz tras sus episodios históricos sobre Trafalgar y el 2 de mayo. Sobre el tablero de la única ciudad que resistió los embites napoleónicos traza el murciano una historia de múltiples relatos.

‘El asedio‘ se convierte con el paso de las páginas en un novelón que reúne los temas y recursos más comunes en la literatura de Reverte, potenciándolos hasta el extremo en el que oficio e ingenio se fusionan.

El mar como retablo bélico, reconstrucción histórica, una hermosa historia de amor, reflexión existencial, misterio policial… Cádiz es un tablero de ajedrez sobre el que se juega un partida peligrosa. Sobre el que se escribe una novela total.

El asedio narra una España que pudo ser y nunca fue. El relato se dibuja sobre un Cádiz “culo de Europa y úlcera del Imperio, con la maldita España rebelde reducida a una isla inconquistable”, según el capitán de la artillería francesa Simón Desfosseux.

Entre los honestos propósitos del narrador cartagenero se encuentra la reconstrucción de un universo pormenorizado sobre un episodio nacional fundamental en nuestra historia.

Reverte trata asimismo de entender. De conocer. De entretener. Los personajes de la novela están abocados al páramo de los finales tristes, carcomidos por la Historia como están. Cádiz y España nunca volvieron a ser las mismas tras el sitio de la ciudad más liberal de nuestro país.

Anuncios
  1. noviembre 3, 2010 en 8:22 am

    ¿”El asedio” novelón, dice?. Contraste esa opinión con el primer número de nuestra revista, “La novela anthistórica”. http://lanovelaantihistorica.wordpress.com

    Un saludo.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: