Inicio > cine, tráiler, vídeos > ‘Déjame entrar’ – La soledad de los marginados

‘Déjame entrar’ – La soledad de los marginados

Si no fuera una chica… ¿te seguiría gustando?”

‘Déjame entrar’

Foto: blogdecine.com

Desde tiempos inmemoriales el arte se ha ocupado de la temática vampírica. Escritores superlativos y sobrevalorados; cineastas geniales y fallidos. En la actualidad, series de televisión como ‘True blood‘ o cintas infames como ‘Crepúsculo‘ y sucedáneos varios han vuelto a poner de moda a los chupasangres. Sin embargo, ‘Déjame entrar‘ no es una película de vampiros más.

Protagonizan la película dos de los jóvenes actores con más proyección en Hollywood. La cinta se centra en un joven llamado Owen (Kodi Smit-McPhee), maltratado por sus compañeros de clase y abandonado por sus padres. Su vida cambia cuando conoce a una nueva y misteriosa vecina llamada Abby (Chloe Moretz). Así, Owen y Abby entablan una extraña y sincera relación.

Remake norteamericano de la aclamada película sueca ‘Let The Right One In‘, ‘Déjame entrar’ interesa porque sus personajes interesan. Es difícil mantenerse al margen de la triste historia de esos dos niños acorralados por la incomunicación y la soledad de un mundo cruel.

Abby y Owen son chicos incomprendidos en una ambiente sombrío y desasogante. No es sólo una película de vampiros, sino mucho más. El éxito reside en que se trata de una buena película que versa sobre uno de los temas más manidos de la historia del cine. Matt Reeves traza una historia de amor tan aterradora como escalofriante. Lo de Edward y Bella es una broma de mal gusto al lado de esta historia de cine desgarrador.

Y es que los vampiros no solo existen en las películas. Los hay por todas partes. Te chupan la sangre, te sangran día tras día. Metafóricamente, por supuesto. No les mata la luz del sol, ni necesitan morderte la yugular. No inspiran miedo, al menos en apariencia. Sin embargo, los resultados son palpables: marginados, adultos sin presente y niños sin futuro como Abby y Owen. El problema es que a veces, gracias a dios, les sale el tiro por la culata.

Anuncios
  1. octubre 27, 2010 en 7:39 pm

    Bravo, bravo y bravo

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: