Inicio > literatura > 2010, año Nobel

2010, año Nobel

La literatura nace del paso entre lo que el hombre es y lo que quisiera ser”

Mario Vargas Llosa

Foto: elpais.com

Arranqué mi particular curso literario 2010 de la mano de la última obra de José Saramago: ‘Caín’. Varios meses después he leído ‘Pantaleón y las visitadoras’, uno de los primeros libros del peruano Mario Vargas Llosa. Dos obras geniales de dos autores inmortales. Uno era comunista; el otro es liberal, pero a ambos les une el máximo galardón de las letras: el Nobel de Literatura.

Saramago estaba casado con una sevillana. Quizás ha sido el intelectual que más ha hecho en los últimos años por ese proyecto utópico llamado ‘Iberia’. Por su parte, lo primero que hizo Vargas Llosa cuando le concedieron el Nobel fue agradecer a nuestro país todo su apoyo y acogimiento. Sin duda, son dos escritores muy ligados a España.

También hay semejanzas en la literatura de dos autores de pensamiento tan dispar. A Vargas Llosa le conceden el Nobel “por su cartografía de los elementos del poder”. A Saramago se lo concedieron en 1998 por “volver comprensible una realidad huidiza, con parábolas sostenidas por la imaginación, la compasión y la ironía”.

No cabe duda: ambos son cronistas del tiempo que les ha tocado vivir. Les interesa el poder, sus entresijos y la corrupción que conlleva, si bien sus soluciones son distintas. Y es que el Nobel de Literatura también es, invariablemente, y siempre lo será, un premio político. Su estilo también es diferente, algo lógico en dos hombres que tensan el idioma hasta el límite de sus posibilidades expresivas.

Ambos escritores eran, por ejemplo, contrarios al nacionalismo. “El desafío mayor que tiene la cultura de la libertad, de la democracia en nuestro tiempo, viene de los nacionalismos”, afirma Llosa. Y qué mejor ejemplo de ello que ‘La balsa de piedra’ de Saramago, un alegato en contra de las fronteras que imponen los hombres.

Siempre guardaré en el corazón obras como ‘Ensayo sobre la ceguera’, parábola de lo ciego que está el mundo contemporáneo. La muerte de Saramago no ha hecho sino revitalizar aún más si cabe la perenne obra del luso. El premio a Vargas Llosa, por su parte, hace justicia tras muchos lustros en blanco: 20 años sin un Nobel en castellano eran demasiados para la lengua del Quijote. 

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: