Inicio > actualidad, deporte > Coartadas

Coartadas

Las injurias son las razones de los que tienen culpa”

Jean Jacques Rousseau

Al Real Madrid se le escapa la Liga a borbotones. Eso sí, Mourinho ha ganado a Valdano la partida del poder, ya que el argentino ni siquiera viaja ahora con la plantilla. Además, el director general blanco admitió públicamente que dará más “independencia” al técnico luso.

Mourinho acumula poder, pero ahora tiene menos gente sobre la que descargar culpas. Además, ya tiene al delantero centro que quería. Sin embargo, el año pasado el denostado Pellegrini nunca estuvo a siete puntos del Barça en Liga. Es más, el Madrid nunca ha remontado esos puntos para ganar el campeonato doméstico.

El chileno logró semejante proeza sin Di María, Özil o Carvalho y tras las marchas de Sneijder y Robben. Y eso que nunca pidió un jugador para suplir al lesionado Kaká y que Ronaldo también estuvo en el dique seco varios meses.

Ahora resulta que sus jugadores no están acostumbrados a jugar tres competiciones a la vez, o que con Pepe el equipo juega mejor. Mourinho nunca tiene la culpa. Ni siquiera cuando el equipo titular está fundido y él sigue apostando cachazudamente por los mismos jugadores. Pedro León o Canales, fichajes de Valdano, no entran en su dichoso ‘top’.

El portugués ni siquiera tiene la culpa cuando alinea a Lass y Khedira juntos, dos picapedreros sin ninguna capacidad creativa. Si el mejor entrenador del mundo no se da cuenta de que necesitaba a un volante creativo antes que a un ‘9’, entonces está ciego.

Parafraseando a Valdano: en el banquillo hay uno, Granero. Pero a Mourinho le pide el cuerpo un equipo machote que mine el mediocampo. Lo único cierto es que cuando Xabi Alonso se resfría el equipo acaba en la UCI por una pulmonía.

Lo dicho. Mourinho acumula poder dentro del club. Gana partidas a Valdano, incluso a Florentino Pérez. Pero también tiene un conjunto de jugadores que viene jugando cada vez peor desde el desastre del Camp Nou.

La manita del Barça descolocó incluso a Mourinho. Los tres cambios de una tacada ante Osasuna así lo atestiguan: una maniobra así de agresiva denota que previamente no se habían hecho bien las cosas. Si las alineaciones las hace el luso, entonces ¿quién tiene la culpa? A Mourinho se le acabaron las coartadas.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: