Inicio > cine, tráiler, vídeos > ‘127 horas’ – La fuerza más poderosa

‘127 horas’ – La fuerza más poderosa

Yo elegí todo esto. Esta roca ha estado esperándome durante toda mi vida. Desde el día en que nací, cada aliento que tomé, cada cosa que hice, me estaba conduciendo a esta grieta en la superficie de la Tierra”

‘127 horas’

Resulta complicado hablar de ‘127 horas’ sin recordar ‘Buried’. En la última película de Danny Boyle, basada en una historia real, el montañero Aaron Ralston queda con el brazo atrapado en un hueco del Blue Canyon de Utah. Ralston se ve, al igual que Paul Conroy, abocado a una muerte lenta e inevitable.

Sin embargo, Boyle se toma los privilegios que Rodrigo Cortés, aún más valiente, rehúye: utiliza flashbacks, sueños, alucinaciones, varios escenarios y un prólogo anterior al incidente. Por tanto, ‘127 horas’ y ‘Buried’ tienen en común el contenido formal, si bien la opción de Cortés es aún más complicada que la de Boyle.

El cineasta británico es un autor barroco, osado, imprudente, temerario. Su mejor película seguirá siendo ‘Trainspotting’ y es posible que la crítica fuera desmesurada a la hora de premiar ‘Slumdog millionaire’, pero eso no quita para que ‘127 horas’ sea un espectáculo visual digno de elogio.

Boyle condensa la historia en 93 minutos de suspense y logra algo, cuanto menos, difícil: filmar una película de aventura en la que el protagonista apenas se puede mover. Todo ello no se podría conseguir si el británico, que viene de ganar el Oscar a mejor director, no se permitiera todas las licencias habidas y por haber.

Boyle juega con la cámara, el montaje, la maravillosa música de Rahman. El resultado final podría desinflar la carga dramática que realmente alberga la historia, arrogándose Boyle el protagonismo que debería tener el protagonista de la cinta.

Para mí, sin embargo, la dirección potencia hasta límites insospechados esta historia de supervivencia que une a un director innovador con un actor, James Franco, que conmueve en el mejor papel de su corta carrera. Aun así, en ocasiones tanto Boyle como Franco se sitúan con un pie a cada lado de la línea divisoria entre lo atrevido y lo ridículo. Todo depende, una vez más, del prisma con que se mire.

En definitiva, Boyle no aburre. El británico arriesga y, en muchas secuencias, sale perdiendo; es más, quizá el recibimiento de la crítica haya sido desproporcionado. Eso sí, si bien es cierto que la película muestra sus flaquezas en comparación con la sobresaliente ‘Buried’, Boyle sale airoso de la prueba.

Entiendo que haya críticos que no comulguen con la pirotecnia visual de Boyle, pero jamás le negaré el mérito del riesgo. ¿Qué estarías dispuesto hacer para seguir con vida? ¿Valoramos como se merece lo realmente importante? ‘127 horas’ te zarandea, te emociona. Te contagia el gozo de la vida. Porque no hay fuerza más poderosa que la voluntad de vivir.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: